Los altramuces y la señora Pepa

altramuces por Yolanda BlancoLa señora Pepa está siempre en la calle pintores sentadita en su silla y con su pequeño puesto lleno de productos para comer, Pepa forma parte de la historia visual de la ciudad de Cáceres. Con su mantita en invierno y su carro para luego llevarse todos los aperos es digna de admiración. Es raro el día que no me la encuentro siempre digna y sonriente vendiendo su laurel, los pimientos rojos secos, romero,espárragos, y sobre todo ALTRAMUCES.

Cuándo era pequeña mi padre aparecía en casa con una bolsa de altramuces fresquitos. Los traía cómo quien trae un pez en una bolsa llena de agua. Los comía ávidamente y sin parar, era cómo comer pipas,…¡un vicio! hasta que no queda uno en la bolsa no paraba….

Su sabor me recuerda a la infancia, a la pincheta de antaño, a esos bares en los que te  ponían altramuces de pincho. ¡Aceitunas y altramuces! Ahora no se lleva y en pocos sitios los encuentras.

Un día comí una ensalada veraniega de altramuces, zanahorias, pimiento rojo y lechuga. ¡estaba riquísima! Y el color era maravilloso: verdes, amarillos, rojos,….una macedonia llena de vitaminas y proteínas.

Ahora que viene el buen tiempo es momento para disfrutar de esta legumbre olvidada por nuestra gastronomía. Os animo a probarla no sólo como aperitivo sino también en ensaladas.

Send a Comment

Your email address will not be published.