Hacer una buena masa para la besamel es muy sencillo, se necesita, eso sí, un poco de tiempo para que esta quede bien. Aquí tenéis nuestra receta para una buena masa de croquetas:

Masa croquetas por Yolanda Blanco

En un recipiente se pone a hervir leche entera, y en otro distinto, se ponen cuatro cucharadas soperas de aceite de oliva virgen o de mantequilla de buena calidad a poca temperatura para que se caliente poco a poco, se le añadirá más tarde, la harina una vez que esté caliente  y luego la leche sin dejar de batir hasta que la leche hierva con una varilla para que no salgan grumos. A esta masa se le pueden poner tacos de jamón o pollo migado, o queso, espinacas,…al gusto del cocinero.

Es importante saber que esta masa tiene que reposar hasta que esté fría. Se pasará las croquetas por harina, huevo y pan rallado antes de freírse, siempre en este orden. Las manos deben estar espolvoreadas con harina para que no se peguen las croquetas al hacerlas. El tamaño va en gustos. En el Eustaquio nos gustan pequeñitas pero se pueden hacer más grandes siempre que tengamos la precaución de dejarlas freir bien para que no queden crudas por dentro y quemadas por fuera.