En pleno mes de julio, paseando por las calles de Cáceres los fines de semana parece que no hay nadie: calles vacías, tiendas sin gente, ….el calor hace que los cacereños se vayan a los pueblos, casas de campo,…Pero, entre todo este silencio, un murmullo de risas hace que me acerque a una de mis calles favoritas,  a la calle Moret.

De repente los pocos que quedan en Cáceres se han concentrado en esta pequeña calle paralela a pintores, al mercado de frutas, verduras y Horalizas que mi vecino de barrio Francis Refolio ha organizado por segunda vez para darle vidilla a esta calle del casco antiguo de Cáceres. Muchos compran ávidamente frutas y verduras ecológicas, yo también. ¡es imposible no hacerlo! Todas tienen una pinta maravillosa y entran por los ojos.

Francis con su sombrero de paja corretea por la calle y va dando mandiles a todos los niños para que se acerquen a un taller infantil de verduras que el mismo va a impartir.

Mi niña y mi sobrino lo pasaron fenomenal aprendiendo a conocer las verduras que habían comprado en los puestos cercanos y luego realizando una RATATTOUILLE de verduras frescas.

Esta es la receta para los peques:

Se corta con mucho cuidado las verduras seleccionadas: berenjenas, cebollas, calabaza, calabacín, pimiento rojo, pimiento verde,…

Se pone una sartén con un chorrito de aceite de oliva virgen al fuego, y poco a poco se  van haciendo individualmente en la sartén cada verdura, cada una requiere un tiempo diferente. Se salpimienta, se le añade alguna hierba provenzal y se dejan apartadas en una bandeja.

Las horneamos unos minutos y las colocamos en el plato por colores.

Lo pasamos genial y disfrutamos un montón de una iniciativa RICA, RICA.