¡Nada mejor en verano, que un gazpacho fresquito!

gazpacho

 

Esa sensación de tomar un vaso de gazpacho fresquito, notar como baja por la garganta y que tu cuerpo reaccione positivamente, notando el chute de vitaminas, ¿conoces esa sensación?

Hoy el protagonista de verano es el gazpacho y los beneficios que aporta, como buen símbolo de la dieta mediterránea, forma uno de los platos más internacionales de la gastronomía española. Eso sí, como el de casa, ninguno. Uno de sus ingredientes estrella, es el aceite de oliva virgen extra, Denominación de Origen de la provincia de Cáceres.
El gazpacho aumenta las defensas. Uno de los ingredientes del gazpacho es el ajo, aunque en su sabor casi no se aprecie y a la vista no se vea, está ahí. El ajo actúa como un antibiótico natural que ayuda a incrementar las defensas del organismo contra bacterias y virus.

Las propiedades antioxidantes del gazpacho como el licopeno del tomate y la Vitamina C, reducen la acción de los radicales libres. El gazpacho es la fórmula más sabrosa contra las arrugas y manchas en la piel ocasionadas por el envejecimiento, en resumen: relentiza el envejecimiento.

Además, prolonga el bronceado, ya que el gazpacho está elaborado con ingredientes naturales que contienen carotenos y activan la melanina de la piel, y proporciona un color saludable a nuestra piel los meses de verano.

Evita la hipertensión arterial que si no se trata a tiempo puede provocar infartos de miocardio, ictus e insuficiencia renal. El gazpacho tiene cierto efecto vasodilatador lo que permite controlar la presión arterial. Nada mejor que la medicina natural…

El gazpacho es un plato nutritivo y bajo en calorías, además sacia el hambre y es rico en fibra lo que mejora el tránsito intestinal favoreciendo la eliminación de toxinas, por lo tanto ayuda a adelgazar y a ayudarnos con la operación bikini.

Aunque parezca un tanto rara la comparación, el gazpacho es una bebida isotónica, ya que contiene minerales como el fósforo, hierro, calcio, magnesio, zinc, cobre, potasio y sodio.  Al estar bien hidratados aliviamos la fatiga, ayudamos a la digestión y mejoramos el rendimiento de nuestro cuerpo, cuando estamos expuestos a las altar temperaturas de verano.


Un poco de aceite de oliva para nuestro corazón

aceite de oliva

Seguro que habéis escuchado alguna vez el dicho: “El aceite es oro líquido”.

Pues hoy vamos a centrarnos sobre este alimento o ingrediente, que esta tan presente en nuestras cocina y del cual pretendemos haceros llegar algunas curiosidades y datos interesantes para conocer más sobre el mundo del aceite.

El aceite es una de las grasas vegetales más antiguas y compone la fuente principal de lípidos de la dieta mediterránea.

El aceite de oliva es el zumo oleoso de la extracción de las olivas, las cuales hay muchas variedades que le conferirán diferentes características dependiendo la utilizada.

Empeltre, Picual, Hojiblanca, Arbequina, Cornicabra, Blanqueta, Picuda, Koroneiki, Lechin, …

También existen diferentes tipos de aceite de oliva, dependiendo del modo de extracción o del proceso de elaboración. Siendo los aceite de oliva virgen extra los más puros, el cual se extrae mediante prensado en frío.

Este aceite será el más beneficioso ya que contiene todas las características intactas del aceite de oliva virgen.

Desde hace ya un tiempo, conocemos que el aceite de oliva es muy beneficiosa para la salud. Recomiendan unos 40 gr al día, o lo que es lo mismo, de 2 a 3 cucharadas.

Mirad con atención todos los BENEFICIOS del Aceite de oliva, que os contamos a continuación:

* Regula los niveles del colesterol en la sangre, gracias a sus ácidos grasos mono insaturados.

* Ayuda a reducir la hipertensión o los poli-fenoles y el ácido oleico.

* Actúa como protector en el aparato digestivo, frente al exceso de ácidos del estómago. Además, previene el estreñimiento.

* Favorece la formación de membranas celulares y del tejido cerebral.

* El Oleocantal, un componente natural del aceite, aporta acciones antiinflamatorias parecidas al ibuprofeno.

* Mejora la absorción del calcio, el magnesio y el zinc, por lo que ayuda positivamente al crecimiento de los huesos.

* Actúa como antioxidante, disminuye el envejecimiento de la membrana celular, gracias a su contenido en vitamina E.

Además, unos estudios recientes del Profesor Peter Schieberle, Head of the TUM Chair of Food Chemistry and Director of the German Research Center for Food Chemistry, indican que el aceite produce un efecto de saciedad.

A todos estos beneficios podemos añadir también, que el aceite de oliva está también muy presente en los cosméticos, ya que el aceite de oliva aporta elasticidad cutánea e hidratación, fortalece pelo y uñas ayudando a su hidratación y lo repara.

Indispensable el aceite en tu dieta mediterránea, por ejemplo, para comenzar el día con una rica tostada con un par de cucharadas de aceite de oliva, rico y sano.


En escabeche, ¿Sabes cómo prepararlo?

La técnica del escabeche  se realiza desde hace siglos  para conservar los pescados lo mismo que ocurre con la sal. Consiste en  utilizar el vinagre de vino cómo conservante natural, y añadir especias y aceite.

Su realización es fácil simplemente poner en una cacerola la carne o el pescado elegido juntamente con el vinagre, el vino, granos de pimienta, laurel, tomillo, apio,…y dejar cocer unos pocos minutos. Se le incorpora la sal, un poquito de agua, y se deja cocer una hora aproximadamente dependiendo de si es pescado o carne, pero intentar que la cocción sea la apropiada.

Cuando estén frías se pueden conservar poniéndolas en tarros de cristal y cubriéndolas con el caldo.

Os animamos a probar nuestro atún en escabeche, ¡riquísimo!


El aceite de los mejores olivos extremeños

Todavía recuerdo esa tostadita de aceite de oliva que desayuné en una visita  a la zona de Gata en Cáceres. Tuvimos la suerte de comprar una botella de aceite ecológico a un señor que tenía olivares en Robledillo de Gata y durante varias semanas disfrutamos en casa de ese manjar que aliñó ensaladas, tostadas, patatas rehogadas , y sobre todo gazpachos.

Y es que el aceite de la zona de “tierra de Barros” y la zona de “Gata- Hurdes” es un manjar de dioses. Los romanos se referían al aceite como el OLEUM y sólo lo podían consumir las clases más altas de la sociedad que lo utilizaban no sólo para la comida sino también cómo producto de belleza para el cutis y el pelo. Por suerte todos tenemos ya acceso a un producto de gran calidad y de precio más que razonable.

En Extremadura hay varias variedades de aceitunas: “morisca”, “corrasqueña”, “verdial” en la provincia de Badajoz, “manzanilla”, “corniche”  en la provincia de Cáceres.

Contamos con más de 250.000 Hectáreas de superficie de cultivo del olivar y nuestra producción se acerca a 29 millones de kilos de aceite. Es evidente, un producto estrella de la despensa extremeña y un elemento fundamental para todos nuestros platos regionales: las migas, el cordero, la carnes de caza, …todos necesitan de un buen aceite para mantener una buena calidad.

Os animamos a consumir nuestro mejores productos.