Aceite de oliva, la esencia de los que saben.

Parece un tan sencillo abrir la botella y poder disfrutar de este líquido, que pocas son las veces que nos paramos a pensar el proceso que necesitan ciertos alimentos para llegar a nuestra mesa, de una manera tan sencilla como es comprando en cualquier supermercado o a un solo clic con la ayuda de Internet.

Vamos a resumir el proceso de elaboración para la obtención del aceite de oliva, como si de un cuento mágico de transformación se tratase:

  • Una vez se ha recolectado la aceituna, el agricultor la lleva a la almazara en un tractor, donde se recepciona a través de un recipiente denominado ‘tolva’, para ser pesada y que permite separar distintas calidades de fruto: aceituna de suelo, aceituna de árbol, aceituna de Denominación de Origen, etc.
  • Seguidamente la aceituna se deposita en unas cintas transportadoras en las que se limpia de polvo y hojas procediendo a continuación su molienda en un ‘molino de martillos’ de acero inoxidable y cerrado herméticamente.
  • Una vez molida, la masa obtenida se deposita en una maquina batidora.
  • Posteriormente, por diferencia de densidades se procede a la separación de la masa en dos pasos:
    Sólido – Líquida. Se realiza la separación de la parte propiamente líquida de la aceituna: agua de vegetación 60% y aceite, de la parte sólida en una maquina denominada ‘Centrifuga Horizontal’
    Líquida – Líquida. Se separa el agua de vegetación del aceite propiamente dicho en una máquina denominada ‘Centrifuga Vertical’.
  • Obtenido ya el aceite de oliva virgen se vierte en unos envases de acero inoxidable denominados depósitos y se almacenará en las bodegas de aceite.

Ahora vamos a hablar de nuestro Aceite de Oliva virgen extra, Denominación de Origen obtenido exclusivamente a partir de aceitunas de la variedad Manzanilla Cacereña, que se produce en un total de 30,000 hectáreas formadas por Sierra de Gata, Ambroz, Jerte, Las Hurdes, La Vera y Tierras de Trasierra de Granadilla Son aceites obtenidos de aceitunas recolectadas utilizando el método de “ordeño”, es decir, se recoge directamente del árbol.

Y comienza la liturgia familiar, de cada fría Navidad: varear, barrer, pasar por el pájaro, coger a mano, cargar los sacos al tractor y llevar a la almazara para que la aceituna se convierta en ACEITE de oliva.
Pero el Aceite Gata-Hurdes ha conseguido conjugar aromas pronunciados de plátano, manzana y hierba recién cortada. También puede ser de color verdoso cuando se obtiene de aceitunas recolectadas antes o durante el período en que están cambiando de color de verde a oscuro.
Para rozar el cielo, si pones un chorro de aceite de oliva virgen extra en una tostada extremeña, con o sin jamón, al gusto del consumidor o en la típica tostada de aceite y azúcar que nos mencionan nuestros abuelos. También casa bien en una ensalada de verano, en un escabeche de pescado o en ensaladas de pasta, entre otros muchos platos.

Este mes disfruta del oro liquido de Gata-Hurdes en Cáceres, Capital del Gastronomía 2015.

No sabemos tu que harás, pero nosotros vamos a prepararnos ya mismo una tostada con aceite de oliva virgen extra.


El queso de los Ibores, protagonista de la DO de Abril en Cáceres

queso de los ibores

 

El queso de los Ibores es DO del mes de Abril, tomando así el testigo de la miel de las Villuercas, DO del mes de marzo en el programa de Cáceres Capital Gastronómica 2015, en el que se rinde homenaje mensualmente a uno de nuestros productos de la tierra más destacados con Denominación de Origen.

Por lo tanto, durante todo el mes podremos disfrutar de multitud de actos orientados a conocer un poco más este manjar extremeño y por qué se ha ganado el título de Denominación Origen. Aunque lo cierto es que el grueso de las actividades están entre los días 20 y 24 de abril en el que disfrutaremos de maridaje de productos, catas, degustaciones, etc. Y como no, el famosos showcooking de la mano de blogueros gastronómicos y cocineros. Incluso, podremos contar con una cata comentada como viene siendo habitual del propio Consejo Regulador de la DO Queso de los Ibores.

Y por supuesto, no nos quedaremos sin probar una amplia variedad de tapas con queso de los Ibores en las taperías y restaurante de la ciudad de Cáceres.

Conozcamos las particularidades del queso de los Ibores

El queso de los Ibores se elabora en las comarcas cacereñas de los Ibores, Las Villuercas, La Jara y Trujillo a partir de leche cruda de cabra de las razas Verata, Serrata, Retinta y sus cruces. Ha ganado multitud de premios que le han coronado como referencia en la gastronomía extremeña y nacional.

Un sólo bocado es suficiente para reconocer un sabor único y exquisito de este queso mantecoso, conseguido a base de paciencia en los procesos de maduración y con una materia prima privilegiada como es la leche de cabra que pasta libremente entre valles, encinas y alcornocales entre otras vegetaciones de la comarca cacereña.

Así que ya sabes, este mes toca ponerse las botas con el exquisito Queso de los Ibores.

¡Que aproveche!


Endulza tus platos con rica miel

miel

 

Este mes rendimos tributo a la miel de Villuercas-Ibores como producto Denominación de Origen del mes. Se trata de un alimento que tiene grandes propiedades; como antiséptico, fortificante, calmante, laxante, diurético y bactericida y es conocido también para el tratamiento de las alergias, para la reducción del colesterol y la prevención de problemas de corazón y como no, por sus grandes posibilidades culinarias.

No obstante, se trata de un producto complejo, ya que su composición nutricional varía según la vegetación de la zona de origen y el clima. En Extremadura contamos con la miel de la comarca de las Villuercas e Ibores, que se ha ganado la Denominación de Origen y que ha convertido este producto en una seña de identidad de la región.

Siempre se le han atribuido grandes beneficios para la salud. Sin embargo, sus utilidades van mucho más allá, hablamos de sus posibilidades culinarias.

A menudo ha sido un ingrediente muy utilizado en la repostería, gracias a su sabor dulce y textura tan característico. Buena prueba de ellos es la gran carta de dulces cacereños que cuentan con la miel como ingrediente estrella como por ejemplo las Roscas de Alfajor o las Flores con miel. Sin embargo, la miel ha demostrado ser un producto muy versátil, que vale para mucho mas que exclusivamente la repostería. Es un gran acompañante para vegetales y carnes gracias a su textura y aroma.

En la cocina de Eustaquio Blanco proponemos algunos platos y tapas exquisitas elaboradas con miel de alta calidad que no te puedes perder, como las “Berenjenas con miel de los Ibores” y la salsa de miel y mostaza de los “churritos de pollo” entre otras degustaciones.

Un manjar de la tierra muy sabroso y nutritivo que le da un toque especial a cada uno de tus platos. ¡Pruébalo!